Menu

Todo lo que debes saber sobre la gastronomía de Rumanía

Mis orígenes se reflejan en mi nombre completo: Nicolas Valentin Neculai. Nací y crecí en Rumanía por lo que algunos olores, sabores o recuerdos me conducen directamente al país donde pasé gran parte de mi vida. Una manera de viajar a esa etapa es poniéndome un delantal ante los fogones de mi cocina.

Básicamente intento recrear recetas rumanas o españolas, e incluso me permito el lujo de añadirle mi toque personal propio de un cocinero amateur. Con el paso del tiempo, he cogido gusto por la cocina y sin darme cuenta se ha convertido en uno de mis pasatiempos.

Mi mujer es quien disfruta el éxito o el fracaso de los platos que elaboro. Por suerte, las ocasiones en las que disfrutamos de una gran velada son más frecuentes. Casi siempre terminamos los postres teniendo la sensación de que no tardaremos en repetir menú.

nicolas-valentin-gastronomia

En este artículo me gustaría profundizar sobre una gran desconocida: la gastronomía de Rumanía. Es una cocina muy variada que bebe de distintas tradiciones por lo que cuenta con influencias de la cocina balcánica, así como de otros países vecinos como Alemania, Hungría o Serbia.

Tal vez por este motivo es una tarea complicada definir sus características principales, aunque, a continuación, trataré de explicar las elaboraciones e ingredientes más importantes de la gastronomía rumana.

Elaboraciones e ingredientes principales de la cocina rumana

  1. Los estofados

Los estofados forman parte una parte importante de la gastronomía del país: encontramos como el iahnie (un estofado de judías) o el fasole verde. Los más populares son los de carne: el ciulama (con salsa bechamel, pollo y setas) o el pörkölt (un plato original de la cocina húngara y un derivado de la sopa gulash que se basa en el jugo de carne y verduras).

  1. Las sopas

En la elaboración sopas (ciorb?) se emplean todo tipo de ingredientes. Las más populares son las de callos, albóndigas, pollo o verduras. Es una preparación que evoca a la cocina tradicional rumana y que es habitual en los meses de invierno.

  1. El queso

Entre los ingredientes más recurrentes, destaca el queso elaborado a partir de leche de oveja, cabra o vaca. Podemos mencionar algunos en especial: brânz? de burduf (un queso de oveja que tiene un sabor fuerte pero una textura suave), brânz? de co?ule? (otro queso de oveja con aromas de resino de pino) o el ca? (un queso semisuave fresco, sin sal y que en ocasiones se sirve como suero).

  1. Carne

La carne más empleada es la procedente del cerdo, aunque la carne de vaca y de cordero también son habituales. Las estaciones del año o los eventos sociales influyen en las recetas a la hora de cocinar estos productos. El pastrami -un producto elaborado con carne roja generalmente de ternera sometido a un proceso de salmuera- goza de gran fama. La carne picada también está presente en numerosas preparaciones rumanas donde se cocina de forma diferente.

  1. Verduras y frutas

La ciruela es una de las frutas más típicas rumanas, aunque la uva también tiene cierto protagonismo cuando llega el momento del postre. En el caso de las ciruelas, Rumanía es uno de países de Europa que más produce. Si hablamos de verduras u hortalizas, la lombarda es la más común pues no acostumbra a faltar en la nevera de cada casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *