Menu

Esta tarta, gracias a la perfecta combinación de su textura crujiente debido a su masa quebrada dulce y el gusto ácido pero controlado por el azúcar, es un postre ideal para cualquier ocasión. Si eres de esas personas a las cuales no les enloquecen demasiado las cosas dulces, no dudes en preparar esta práctica receta de tarta fría de limón con base de galletas y canela. Toda una delicia para disfrutar en familia.

Ingredientes

Masa
– 200 gramos de galletas
– 100 gramos de margarina
– 1 cucharadita de azúcar
– 2 cucharadas de canela

Crema
– 1 bote pequeño de leche condensada
– 250 gramos de nata líquida
– 2 limones

Rallar finamente las galletas y mezclarlas con el azúcar, la canela y la margarina previamente desecha en el microondas o ablandada a temperatura ambiente. Revolver hasta obtener una masa homogénea.

Untar el interior de un molde desmoldable con margarina y añadir la masa preparada anteriormente. Apretar suavemente la misma contra el suelo del recipiente, haciendo un especial hincapié en los bordes.

Aparte, en un recipiente verter la leche condensada y mezclar con zumo de dos limones y la ralladura de uno de ellos. Añadir también la nata líquida y mezclar. Echar la crema en el molde y meter en el congelador donde se debe dejar al menos durante dos horas para que se enfríe correctamente.

Una vez que se valla a comer, retirar la tarta de la heladera y desmoldar rápidamente ya que si se deja por más tiempo no se desmolda bien. Se puede comer sola, o se le puede añadir merengue italiano por encima o abrillantar con mermelada o jalea de manzana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *