Menu

Matambre de cerdo a la parrilla

La verdad que la receta de hoy hace que se me haga “agua la boca” de sólo pensarla. Con la idea de poder probar los hornos de http://www.vulcanogres.com fue que hace unos días hicimos en la quinta un increíble matambre de cerdo a la parrilla.

Para muchos la carne es uno de los alimentos fundamentales de su dieta cotidiana, para otros es solo un manjar que degustan muy rara vez, pero para nosotros es una costumbre que nos lleva a compartir no solo la preparación del plato sino también la unión entre amigos para degustarlo.

Matambre de cerdo a la parrilla

La preparación del matambre para hacerlo a la parrilla es bastante simple, pero su sabor cambia en cada combinación.

En un bol vamos a mezclar los ingredientes de la marinada que van a darle sabor al matambre. Para esto colocamos el matambre junto con jugo de limón, un poco de romero, algunos pedazos de cebolla, muchas cabeza de ajo y si les gusta los sabores fuertes podemos agregarle algo de ají dulce para que penetre. Esta mezcla la dejamos reposar durante unas horas en la heladera para que tome el gusto necesario.

matambre

Cuando tengamos la parrilla bien caliente solo debemos colocar el matambre previamente trensado y atado para que el calor intenso tome parte del juego. Con esto sólo nos queda controlarlo para que no se nos seque y podamos saborearlo de la forma más tierna posible.

Para acompañar – Papas a las brasas

En esta oportunidad vamos a preparar unas papas a las brasas bien condimentadas para acompañar al matambre. Para esto necesitamos cocer a las brasas las papas envueltas en aluminio previamente condimentadas con sal y aceite de oliva.  Una vez que están listas le hacemos un hueco y las condimentamos rellenandolas con huevo y queso y agregamos un poco de perejil. Cuando terminamos de condimentarlas las colocamos en la parrilla y las tapamos con una fuente y con brasa sobre la fuente que se derrita todo el queso.

papas

Así mismo, al matambre pueden colocarle luego de la primer vuelta un poco más de condimento como perejil, un poco de ajo seco y algo de queso parmesano que se valla derritiendo antes de sacarlo del fuego. Con esto logramos concentrar más aún el sabor que junto con las papas que lo van a acompañar vamos a lograr que todos los comensales no paren de chuparse los dedos.

El resto es solo servir y sentarse a comer!, un majar que vale la pena disfrutar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *