Menu

La bandera, el plato tradicional de República Dominicana

La gastronomía dominicana es, al igual que muchas de las tradiciones del país, fruto de una mezcla entre sabores españoles, africanos y taínos.

La cocina criolla, como se conoce a este tipo de cocina del área caribeña, emplea muchas féculas, tales como el arroz, las patatas, la yuca y el plátano hervido, guisado o confitado, con el que se elaboran platos como el Mangú, plátano hervido y puré, o el Mofongo, puré de plátano con ajo, aceite de oliva y cortezas de cerdo. Pero, también es muy común el uso de carnes, como el cerdo asado, la carne de res, la de pollo y la de cabra, esta última guisada con salsa de tomate o la pierna asada de cabra aderezada con ron y cilantro.

Uno de los platos más populares del país es la bandera, una exquisitez a base de carne guisada, arroz, frijoles, plátanos verdes fritos y ensalada que pasa de generación en generación y que siempre es bien recibida entre los comensales.

plato-dominicano

Para su preparación, lo primero que hay que hacer es sazonar la carne de res con pimienta, sal y orégano y dejar marinar la mezcla durante una hora. Una vez marinada se sofríe hasta que la carne adquiera un color dorado, añadiendo pequeñas cucharadas de agua para que no se pegue y reducirla cuando la carne esté blanda. Ya en su punto se añaden a cebolla y los ajíes verdes, se sofríen y se añade más agua para que la salsa quede en su punto.

El segundo paso es la preparación de las habichuelas rojas, que se puede hacer mientras se cocina la carne. Para ello se sofríe en aceite la carne de cerdo y se añade orégano, cebolla, tomate frito, apio, ajo, perejil y cilantro. Se remueve la mezcla y se añade agua hasta su evaporación, momento en el que se agrega el dado de caldo de pollo. Seguidamente, se echan las habichuelas, tres tazas de agua y sal al gusto, y se remueve hasta alcanzar una consistencia cremosa.

El tercer ingrediente esencial es el arroz blanco, que se cuece a fuego lento con aceite y sal tapado con un trapo de cocina o papel de aluminio hasta que este adquiera una consistencia adecuada a gusto del consumidor.

Una vez preparado, se sirve en un plato todo junto y uno se prepara para degustar el mejor plato dominicano jamás cocinado.

Son platos a la vez tradicionales y espontáneos, al igual que sus gentes, que son además felices y por ello no necesitan excusas para celebrar. Entonces, si quieres disfrutar en vivo de esto y muchos otros exquisitos platos tradicionales y degustarlos de la mano de los cocineros dominicanos, pueden ser de ayuda algunos sitios locales de anuncios de apartamentos en alquiler, en los que te sentirás como en casa a la vez que entras de lleno en la cultura local.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *