Menu

¿Cómo confeccionar el cóctel perfecto?

Por definición, el cóctel contiene más de un ingrediente, se trata de combinarlos correctamente respetando las dosis y siguiendo los diferentes procedimientos. Existen diversos métodos de realización y de preparación de un cóctel, pero las reglas de base no cambian, salvo algunas raras excepciones. Veamos las fases necesarias para la preparación de un buen cóctel:

Autor: acekreations-Pixabay

Autor: acekreations-Pixabay

La elección de la copa

Escoger la buena copa, enfriarla con hielo o colocarla en el congelador algunos minutos, si se trata de preparar un cóctel frío. Hay que evitar que el hielo se funda demasiado rápido. Calentarla con agua caliente y secarla después para un cóctel caliente, es otra opción en el caso contrario. En algunos casos la copa debe ir escarchada.

La decoración

Si fuera necesario, conviene preparar con cuidado la decoración de la copa. Un cóctel no se sirve como un vaso de agua, la decoración participa en el placer de la vista y del gusto. Se deben utilizar siempre ingredientes frescos y en perfecto estado de conservación.

La dosificación

Un cóctel mal dosificado es un cóctel fracasado. Conviene seguir las recetas al pie de la letra y dosificar con precisión. El hielo también es importante a la hora de preparar un buen cóctel. Lo ideal es utilizar agua mineral para fabricar los cubitos, porque evita el gusto a cloro del agua del grifo. El hielo debe estar seco, por eso se deben escoger trozos grandes sacados inmediatamente del congelador.

Mezclar todos los ingredientes

Esta fase es muy importante y se puede realizar de varias maneras diferentes. La primera manera es batiendo el cóctel. Se comienza vertiendo los ingredientes sin alcohol sobre los hielos en el shaker y se termina poniendo los espirituosos.  Se agita con energía para crear la emulsión perfecta.

Otra forma es colocar todos los ingredientes en el vaso de mezclas. Se agitan con ayuda de una larga cuchara, removiendo desde arriba hacia abajo. Luego se vierte en la copa de consumo, pero filtrando el cóctel.

Otra forma es utilizar el blender. Se añaden los ingredientes con hielo picado. Las frutas y verduras empleadas deben estar cortadas en pequeños dados para facilitar el batido.

Conviene tener cuidado en no agitar ni mezclar las bebidas a base de gas, como las sodas y el champán. Conviene primeramente mezclar los otros ingredientes y después colocar las bebidas espumosas. La nata y los huevos deben ser batidos con el azúcar. Para mayor consistencia, se pueden añadir algunas gotas de clara de huevo en el shaker antes de agitar con energía. Siguiendo el enlace de Juan Wallis Brandt podemos encontrar otros trucos y recetas para cócteles.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *